Entrevista a Filipini

Humorista gráfico. Argentina.

PP: ¿Le gusta que le hagan entrevistas?

FILIPINI: No estoy acostumbrado a responder entrevistas porque no tengo tanta exposición pública como para que me las soliciten con frecuencia. Es un halago que me las soliciten (por supuesto que depende de quién sea el entrevistador) y no me molesta responderlas.

 

PP: En este año 2011, ¿cómo ve el estado del humor en el país donde vive, en televisión, radio, teatro, literatura y gráfica?

FILIPINI: En televisión en este momento bastante pobre, salvo algunas pocas excepciones, en general el humor pasa por reírse del otro, poco creativo. Casi no existen programas televisivos dedicados al humor y de calidad. “Peter Capusotto y sus videos” es una de las excepciones. En radio creo que hay buenos “caricaturistas” (imitadores) que arman sketchs humorísticos con situaciones de actualidad, con guiones mejor elaborados. Los programas incorporan humor con mejor calidad que en TV. En teatro hay mucha oferta, por supuesto de variada calidad, pero mucho de buena calidad con diversas opciones (clown, stand up, comedia). Hay una gran movida teatral, en Buenos Aires sobre todo y eso hace que se logren buenas propuestas. En literatura hace un tiempo que perdimos al maestro de los maestros (Roberto Fontanarrosa), la cumbre de la letra humorística para mí. Hay escritores pero no sé si en ese nivel superior de escritura. En gráfica hay una cantidad de artistas consagrados que hace tiempo juegan en Primera A y mantienen y van superando la calidad del rubro. Acá también nos falta todo lo que producía Fontanarrosa, pero tenemos jugadores de sobra en este campo.

 

PP: En varios países de América Latina se dice: "Mi país es un pueblo de humoristas", "en mi país, tú mueves una piedra y sale un humorista", etc. ¿En el país donde vive se dice lo mismo?

FILIPINI: No, no lo creo. Es verdad que cada una de las cosas que suceden en cualquier ámbito de la vida nacional nos hacen sonreír, reír a carcajadas y hasta llorar de la risa, pero no están producidas por humoristas, lamentablemente.

 

PP: ¿Es verdad la acuñada frase: "Es más fácil hacer llorar que hacer reír”?

FILIPINI: No lo sé.

 

PP: ¿Cuándo decidió hacerse humorista?

FILIPINI: Hago humor gráfico desde los veinte años más o menos, y lo intento como una crítica a situaciones absurdas de las actitudes de las personas, a veces no es humorismo.

 

PP: ¿El humorista nace o se hace?

FILIPINI: Con ejercicio, información y mirada crítica se puede hacer, por supuesto que hay talentos que facilitan la tarea.

 

PP: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de su carrera hasta el día de hoy?

FILIPINI: NSNC.

 

PP: Como profesional del humor, ¿se ríe fácil? ¿Con qué tipo de chistes?

FILIPINI: Me río fácil, con juegos de palabras, parodias de situaciones.

 

PP: ¿Alguna anécdota relacionada con su profesión?

FILIPINI: Varias en las que te solicitan alguna secuencia con humor para publicidad de algún producto y terminan modificando el desarrollo y decidiendo el desenlace.

 

PP: ¿Con cuáles colegas se identifica?

FILIPINI: Con los textos (novelas, cuentos) y las piezas de humor gráfico de Roberto Fontanarrosa. Varias obras de arte de Crist.

 

PP: ¿Qué me aconseja a mí como humorista?

FILIPINI: ¡Ja!… que sigas con ese tipo de humor, es un buen chiste pretender que puedo dar consejos.

 

Página web del autor

Mario Filipini - Humor gráfico
Mario Filipini - Humor gráfico
Mario Filipini - Humor gráfico