Entrevista a Cintia Bolio

Humorista gráfico. México.

PP: ¿Le gusta que le hagan entrevistas?

CINTIA BOLIO: Oh, sí! Se agradece el interés por mi trabajo, siempre. ¡Un saludo grande!.

 

PP: En este año 2014, ¿cómo ve el estado del humor en el país donde vive, en televisión, radio, teatro, literatura y gráfica?

CINTIA BOLIO: El humor negro goza de buena salud en general, y el humor blanco que presentan las televisoras y radiodifusoras del “mainstream” mexicano suele ser lamentablemente machista y tonto. De pena ajena, en serio. Pero en la caricatura política la cosa va viento en popa para nosotros: diario tenemos montones de malas noticias para trabajar. Yo deseo que pronto tengamos sólo buenas noticias y no nos quede más remedio que dedicarnos al humor blanco…ojalá!

 

PP: En todos los países de América Latina se dice: "Mi país es un pueblo de humoristas", "en mi país, tú mueves una piedra y sale un humorista", etc. ¿En el país donde vive se dice lo mismo?

CINTIA BOLIO: Sí. México es un país latinoamericano. Jaja. Pero en serio, el humor es catártico y hoy en día, artículo de primera necesidad en un país con un “desgobierno” que ya cuenta con 50,000 muertes, como el nuestro.

 

PP: ¿Es verdad la acuñada frase: "Es más fácil hacer llorar que hacer reír?

CINTIA BOLIO: Cierta. Aunque ahora las personas que nos dedicamos al humor político sufrimos de la competencia desleal de la clase política. No sé si hacen los chistes de manera voluntaria, pues son cada día más cínicos, pero eso no se vale.

 

PP: ¿Cuándo decidió hacerse humorista?

CINTIA BOLIO: Desde niña! Creo que este arte tan especial nos elige. Empecé a publicar en 1996. Yo sabía que esto quería desde niña que me atrajo la caricatura política; me fascinó su belleza gráfica, y después su involucramiento social y su carácter irreverente. Siempre hacía caricaturas contra las figuras de autoridad, en la escuela, etc. Como es común en este país, pensaba primero en estudiar artes plásticas, pero yo me enamoré, me embaracé y me casé muy joven –no lo recomiendo, al menos no en este orden!- por lo que soy autodidacta. Mi formación se dio en la práctica. Mi primer trabajo fue al lado de mi esposo Juanjo Infante –también artista, escultor-, en un despacho de arquitectos de la UNAM. Hacíamos museografía para la universidad, me tocaba desde la ilustración hasta la producción de los páneles. Como no paraba de dibujar materiales políticos y cotidianos para consumo familiar, fue mi esposo el que me animó a decidirme y llevar mis cosas a los medios…Así es que ya lo saben, si gozan de monera feminista, es culpa toda de él, jaja. Le agradezco su impulso, yo era un tanto tímida en aquellos entonces en cuanto a mostrar mi trabajo. Desde el 96 me dedico de lleno a la historieta y el humor político, aunque también freelanceo ilustración y hago proyectos especiales con todo cariño.

 

PP: ¿El humorista nace o se hace?

CINTIA BOLIO: Alguna gente nace, como yo, en familia de humoristas. De ésas, en donde todo mundo es bromista, cantador y bailador, prodigando sonrisas y carcajadas. Creces en ese ambiente y te formas así. Ahora que, la femenina carcajada es especial, y se desarrolla en resistencia a la cultura machista, para mostrarle a través del humor su sinrazón. Por la misma cerrazón de los medios hacia la trasgresión en mi trabajo es que he sido más historietista que cartonista.

 

PP: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de su carrera hasta el día de hoy?

CINTIA BOLIO: Traigo más a flor de piel los buenos momentos pues amo mi trabajo y son mayoría, afortunadamente, pero le tengo gran cariño a la experiencia vivida en varios proyectos de historieta y caricatura muy especiales, y al honor que me hace la UNAM hoy día. Pero por orden, van primero los proyectos que mencioné:

España me hizo los honores en primer lugar, en marzo de 2006, cuando me invita Felipe Hernández Cava a formar parte de un proyecto especial del Instituto de la Mujer de Murcia y la editorial Edicions de Ponent: “…De ellas”, exposición y edición sobre historieta femenina que itineró en España y por sus Salones de Cómic más representativos. Más España: en este 2011, tengo el honor de ser invitada por José Carlos Balaguer, del Centro Cultural de España en México, a participar en distintos proyectos especiales, incluidos dos murales en su sede sobre los 8 objetivos del Milenio de la ONU, realizados en junio. Regresando a 2006, otro proyecto especial llegó en octubre. Fui invitada a fundar el movimiento internacional Dessins pour la Paix/Cartooning for Peace en la sede de la ONU. Me encontraba yo desempleada (no es raro dada mi feminista militancia) cuando me llegó la invitación para viajar a Nueva York. La organización me pidió la contactara con mi editor para que el periódico se encargara de pagar el avión. Expliqué mi situación y que aún así me encantaría enviar mi obra para la exposición planeada. Me llamaron para informarme que la oficina regional me eligió a mí para representar a Latinoamérica –enorme honor-, y que arreglara mi maleta, que ellos me querían allá y pagaban todo. Y allá me fui, contenta, a convivir con colegas de todo el mundo (fundamos 15 caricaturistas) y con la buena gente de la ONU en el seminario “Desaprender la intolerancia”. El entonces secretario Kofi Annan nos inauguró la reunión. El movimiento ha crecido y ya reúne a cerca de 80 humoristas. Me sentí harto honrada, y hasta cierto punto la veo como una experiencia surrealista por mis circunstancias en ese momento.

Ahora sobre la UNAM te escribo J Cabe destacar que he sido más reconocida fuera de mi país -por la cuestión cultural, me imagino-, pero afortunadamente el reconocimiento de mi país va llegando a través de diversas invitaciones, como las de la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM-, que desde el año pasado me pidió una exposición que está itinerando en todas sus facultades y planteles, y que me ha abierto un espacio editorial desde abril en su portal web del Programa Universitario de Estudios de Género -PUEG. Un sueño hecho realidad con la complicidad de dos mujeres divinas, Libia Gallegos y Claudia de Anda.

De las malas experiencias, las englobo en la discriminación hacia las mujeres, mala costumbre local que considera el humor como propiedad masculina –fenómeno global, según he constado con mis colegas femeninas- que ha afectado mis espacios en la prensa mexicana.

 

PP: Como profesional del humor, ¿se ríe fácil? ¿Con qué tipo de chistes?

CINTIA BOLIO: Soy muy risueña, me encanta admirar los trabajos de nuestro gremio, y también del humor que se hace en distintos medios; soy muy fan –por ejemplo- del humor musical de grupos como El Personal (de México),  Los Toreros Muertos (España) o Les Luthiers (Argentina). Prefiero el humor inteligente y reflexivo, el que te cuesta un poco más encontrarle el sentido.

 

PP: ¿Alguna anécdota relacionada con su profesión?

CINTIA BOLIO: Mis experiencias como jurado en dos salones internacionales. La primera fue integrando jurado con dos de mis maestros, grandes de la caricatura mexicana: Rius y Helioflores, esto para el 1er Salón del Humor de Mazatlán, en 2008. Una experiencia gratísima. El Salón fue un éxito de convocatoria, y esperamos que siga y siga. La segunda fue mi visita como jurado internacional a la Bienal del Humor en Cuba, en 2009. Para mí fue un gran honor ser invitada –propuesta además, por mi admirada colega Míriam Alonso!- y pasé una semana entre La Habana y San Antonio de los Baños, enamorándome de Cuba. Resultó una experiencia harto fascinante el conocer las condiciones de la isla, y vivir el espíritu local. Me encantó conocer de cerca los múltiples eventos humorísticos que se avientan cada año, coincidir con colegas que había conocido en España y Guadalajara. Me dejó una grata impresión la organización, y una interrogante también, pues en México no tenemos tantos eventos como quisiéramos, la cultura es muy maltratada.

 

PP: ¿Con cuáles colegas se identifica?

CINTIA BOLIO: Con quienes son más desparpajados y menos solemnes –que hay mucha solemnidad en estos medios periodísticos-, que están más cercanos a la gente y no se toman tan en serio su papel de vox pópuli. Tengo como influencia el trabajo de Rius, Uderzo & Goscinny (su increíble Ásterix, que descubrí siendo niña y me sigue fascinando), Quino, Helioflores, Naranjo, El Roto, Giménez, Fontanarrosa, Dzib, Claire Bretécher, Roberta Gregory…y bueno, un largo etcétera.

 

PP: ¿Qué me aconsejaría a mí como humorista?

CINTIA BOLIO: Pues tanto como darte consejos, no,  ja, ja. En todo caso me felicito por conocerte, y pedirte que sigas esta labor de hacer reír, siempre. El consejo iría para quienes desean iniciarse y dedicar su vida al humor gráfico, en el sentido de ser responsables, de estar conscientes de la función social de la caricatura política y por tanto, no incitar al odio sino a la reflexión con su obra. En lo personal no olvido que el humor lo hago primero para combatir mis interiores demonios, y que al compartirlo se convierte en válvula de escape para quien me lee. Para mí es más importante el mensaje que el dibujo en sí, pero también diría que el arte debe cuidarse, disfrutarse, y en lo posible mejorarse con los años. No le he entrado aún a la computadora, sigo con los medios naturales y pinceleando acrílicos últimamente, pero este año le meto al foto-shop! Sí señora, me tienen absorta las maravillas que crean mis colegas con sus tabletas y ordenadores!

Para cerrar la entrevista, les invito a visitar mi blog personal: purasevas.blogspot.com, en el feis: facebook.com/cintia.bolio, y si me obsequian con sus comentarios, harto se los apreciaré J…Muchas gracias Pepe Pelayo!

Entrevista a Cintia Bolio - Humor
Entrevista a Cintia Bolio - Humor
Entrevista a Cintia Bolio - Humor