Entrevista a Angonoa

Humorista gráfico. Argentina.

PP: ¿Le gusta que le hagan entrevistas?

ANGONOA: Sí, por supuesto, es una linda forma de expresar lo que pienso y siento.

 

PP: En este año 2011, ¿cómo ve el estado del humor en el país donde vive, en televisión, radio, teatro, literatura y gráfica?

ANGONOA: Creo que el humor pasó las barreras, ahora se lo encuentra en todo comentario periodistico, en declaraciones de funcionarios, en politicos, en casi todas las publicidades, parece que la onda es hacernos creer que todo es una gran comedia.

 

PP: En varios países de América Latina se dice: "Mi país es un pueblo de humoristas", "en mi país, tú mueves una piedra y sale un humorista", etc. ¿En el país donde vive se dice lo mismo?

ANGONOA: Yo vivo en mi pais, Argentina, y es así. Creo que toda America latina es una gran usina de humoristas.

 

PP: ¿Es verdad la acuñada frase: "Es más fácil hacer llorar que hacer reír”?

ANGONOA: No lo creo, por lo menos en mi caso, además, es mas lindo hacer reír.

 

PP: ¿Cuándo decidió hacerse humorista?

ANGONOA: Uf, es una larga historia. Si bien siempre dibujé, el hacerme humorista viene de la mano de un momento sombrio de mi vida, a los 18 años luche en la guerra de Malvinas como soldado, al regreso encontre en el humor el escape de todo eso.

 

PP: ¿El humorista nace o se hace?

ANGONOA: En mi caso, se hace.

 

PP: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de su carrera en el humor hasta el día de hoy?

ANGONOA: Desde que comence a hacer humor hubo momentos mas fructiferos que otros, pero siempre tuve trabajo, entusiasmo y creatividad , por lo que no he medido mis mejores y peores momentos.

 

PP: Como profesional del humor, ¿se ríe fácil? ¿Con qué tipo de chistes?

ANGONOA: Sí, me río facilmente, me rio con el humor que encuentro a cada paso, en mi familia, con mis amigos, con el humor mas simple y natural.

 

PP: ¿Alguna anécdota relacionada con su profesión?

ANGONOA: Bueno, no sé si como humorista, más bien como dibujante. Te comenté que estuve en la guerra, al ser tomado prisionero la cruz roja nos entregó papel y lápiz para escribir a nuestros seres queridos, yo con esos elementos tan preciados en mis manos y después de tanto tiempo de no hacerlo, me puse a dibujar, mis modelos fueron los guardias ingleses que nos custodiaban, todos ellos lucían uniformes rarisimos, con diferentes armamentos muy sofisticados, por lo que me puse a dibujar uno, después otro, y así en casi todas las hojas de mis compañeros que me pedian alborotadamente ese tipo de souvenir, hasta que me descubrieron y me llevaron a los tirones hasta un superior que me increpaba en un inglés que no entendia, algo así como que yo estaba haciendo apuntes casi de espionaje, bueno, luego de lidiar con este mal momento, me volvieron a llevar con el resto de los prisioneros, juro que temí por mi vida.

 

PP: ¿Con cuáles colegas se identifica?

ANGONOA: Con maestros de la talla de Quino y Fontanarrosa.

 

PP: ¿Qué me aconseja a mí como humorista?

ANGONOA: A ti, y a todos, sean humoristas o no, mi consejo es que sepan reírse de sí mismos.

Pepe Angonoa - Humor gráfico
Pepe Angonoa - Humor gráfico
Pepe Angonoa - Humor gráfico