Entrevista a Ángel Karell

Humorista escénico y literario. Cuba.

PP: ¿Le gusta que le hagan entrevistas?

ANGELITO: No, no me gusta que me entrevisten.

 

PP: En este año 2014, ¿cómo ve el estado del humor en el país donde vive, en televisión, radio, teatro, literatura y gráfica?

ANGELITO: En España, que es donde vivo actualmente el estado del humor es muy bueno, existen muchos programas, sobre todo series humorísticas con excelentes actores y muy buenos guionistas, esto en TV, el defecto es que los españoles son muy, demasiado mal hablados, estos programas que se transmiten o retransmiten en horario diurno, por tanto lo ven los niños abusan de las malas palabras y me refiero a las más crudas que te puedas imaginar, muchas veces injustificadas y casi siempre basadas en el tema del sexo. En los demás medios: radio, teatro, literatura no sé. Ah, también está el programa: "El Club de la Comedia" donde actúan muy buenos monologuistas y otros de imitaciones, juegos, etc., con marcado carácter de humor.

 

PP: En varios países de América Latina se dice: "Mi país es un pueblo de humoristas", "en mi país, tú mueves una piedra y sale un humorista", etc. ¿En el país donde vive se dice lo mismo?

ANGELITO: Hasta el momento, en esta zona de Cataluña donde vivo nunca he escuchado decir que este es un país de humoristas y en TV exactamente con esas palabras o similares tampoco.

 

PP: ¿Es verdad la acuñada frase: "Es más fácil hacer llorar que hacer reír”?

ANGELITO: Considero que es mucho más fácil hacer reír que hacer llorar, quizás dependa del arte y la gracia natural de la persona que aun sin ser profesional hace reír a amigos, familiares etc. La típica frase que mencionas debió decirla algún amargado o mediocre personaje público.

 

PP: ¿Cuándo decidió hacerse humorista?

ANGELITO: Decidí dedicarme al humor en 1986, después de mi regreso a Cuba tras haber terminado mis estudios universitarios en la ex URSS, justo en Septiembre, cuando se estaba formando el grupo Onondivepa.

 

PP: ¿El humorista nace o se hace?

ANGELITO: El humorista nace, hay excelentes actores dramáticos que han intentado hacer humor, aunque sea un simple chiste y han fracasado, es como ser músico, aunque te encante, si naciste con "el oído cuadrado" jamás serás bueno en el instrumento que estudies.

 

PP: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de tu carrera en el humor hasta el día de hoy?

ANGELITO: Creo que el mejor momento fue a mitad de los 80 y hasta los 90, cuando hacíamos las peñas y llenábamos el Karl Marx y el Acapulco con nuestros (de todos los grupos) espectáculos humorísticos, las giras a provincias, etc., era hermoso por lo bien que nos llevábamos todos independientemente del grupo al que perteneciéramos, nos ayudábamos, etc., era una hermandad, no la asquerosa asociación actual de los humoristas cubanos en la que cada cual quiere joder al otro para ganar más. El peor momento fue cuando Onondivepa se desintegró en 1993, sobre todo por intereses económicos personales de sus miembros ya que se nos hacía difícil sobrevivir al recién comenzado Período Especial... y eso que siempre se ha dicho que algo especial es algo bueno, ja, ja.

 

PP: Como profesional del humor, ¿se ríe fácil? ¿Con qué tipo de chistes?

ANGELITO: No, no me río fácil, aunque esté disfrutando mucho con el humor que esté viendo y/o escuchando, parece que no soy de "quijada fácil", ja, ja.

 

PP: ¿Alguna anécdota relacionada con su profesión?

ANGELITO: ¿Anécdotas?, hay varias: recuerdo que estando con ustedes (tu grupo La Seña del humor) en el Teatro Karl Marx, Onondivepa estábamos en escena, después nos retiramos y debíamos coger las cruces gigantes que utilizábamos para "La despedida de duelo de Benito" y volver a salir a escena inmediatamente, pero ustedes nos habían atado con alambre las cruces a las columnas de las bambalinas, nos costó desatarlas, ja, ja, después salimos del Benito y debíamos ponernos nuevamente los sacos del traje para el siguiente número, pero nuevamente ustedes los habían atados uno con otros usando las mangas y...de nuevo el nerviosismo. También recuerdo que alguien se vengó y saliendo Moisés de escena para entrar enseguida con un maletín para su próximo número, este (Moisés) no podía levantarlo y tuvo que arrastrarlo hasta el escenario, cuando lo abrió delante del público para sacar la utilería se encontró que le habían metido un extintor, ja,ja. Otra anécdota fue con mi grupo, en una actuación estaba David Álvarez tocando su guitarra y cantando el antibolero, de repente se le olvidó la letra y por supuesto tuvo que parar, pero inmediatamente gritó: Alfredo y este desde la pata le recordó: ..."para colmo soy abstemio"... y muy tranquilamente David continuó con la canción partiendo de esa frase:..."para colmo soy abstemio, no he probado nunca el vino...", el público se rió pensando que formaba parte del número y desde ese día quedó así montado.

 

PP: ¿Con cuáles colegas se identifica?

ANGELITO: Es difícil decir con cuáles colegas que no sean de mi grupo me identifico más, podría mencionar a Omar Franco, Moisés (a quien fui a ver a principios del 2014 al Teatro Mella y con quien pude conversar), Jorge Díaz, Churrisco...en fin, con los que siguen siendo igual que antes y no se han pasado a las filas de los hp.

 

PP: ¿Que me aconsejaría a mí como humorista?

ANGELITO: Pelayo, yo te aconsejo que sigas luchando por mantener vivo el humor, tanto literario como teatral, que no dejes de escribir, impartir talleres, hacer festivales, escribir los libros que tienes en mente sobre humor y en particular la historia de La Seña y del humor en los 80, en fin, que sigas como vas, porque realmente eres un ejemplo a seguir...y no es trova. Un abrazo.

Ángel Karell - Humor